Campaña de oración y sacrificio

CAMBIO Y PROGRESO DEL MEXICANO

Comencemos el tercer milenio y el cambio de gobierno con una idea clara en la mente: hay una EMPRESA que ya nos une a todos los mexicanos: CONSTRUIR EL MÉXICO PACÍFICO, JUSTO Y PROGRESISTA QUE TODOS MERECEMOS.

Más allá de tu credo religioso, de tu sexo y de tu afiliación a un partido político, puedes unirte en la empresa común de todos los mexicanos: CAMBIAR A NIVEL PERSONAL PARA CONSTRUIR TODOS JUNTOS EL PROGRESO INTEGRAL DE MÉXICO, EN EL RESPETO A LA PERSONA E IMPULSANDO EL BIEN COMÚN, LA SOLIDARIDAD, LA PAZ, LA JUSTICIA Y LA FE CARACTERÍSTICA DE NUESTRO PUEBLO.

Como MEDIOS concretos para apoyar esta empresa te proponemos dos RECURSOS:

1. ORACIÓN A DIOS DE ACUERDO A TU FE RELIGIOSA
2. SACRIFICIO EN CLAVE DE CAMBIO Y DESARROLLO PERSONAL

De acuerdo a los místicos occidentales, la oración consiste en amar a Dios. Mejor: ORAR ES CONVERSAR AMISTOSAMENTE CON DIOS QUE NOS AMA Y VIVE EN NOSOTROS. Podemos repetirle con calma y sentados por dos minutos: "¡DIOS MIO, TE AMO!"

El sacrificio, como nos recuerda el Dr. Victor E. Frankl, significa acoger el SUFRIMIENTO POR AMOR AL PRÓJIMO, A SÍ MISMO O A DIOS. Así, en el sacrificio se trasciende el sufrimiento porque el amor le da un sentido y un valor.

Pero, te proponemos sacrificios que son actividades para el cambio y crecimiento personales indispensables para el cambio y progreso de México:

1 Sacrificios personales:
- Renunciar a ideas y palabras negativas: PENSAR Y HABLAR EN POSITIVO COMO PRÁCTICA DE LA ESPERANZA.
- Renunciar a la mediocridad y preguntarse cada día al despertar:
¿CÓMO PUEDO SER MÁS INTELIGENTE, AMOROSO Y CREATIVO?

2 Sacrificios familiares:
- Renunciar a imágenes e ideas negativas de los familiares, para recordar:
SU ROSTRO SONRIENTE DE HIJOS E HIJAS DE DIOS.
- Combatir el resentimiento: IMAGINAR QUE YA HEMOS PERDONADO, IMPLORANDO LA GRACIA DIVINA.
- Renunciar al egoismo, preguntándonos: ¿QUÉ PUEDO HACER PARA AGRADAR A LOS DEMÁS E IMPULSARLOS EN SU DESARROLLO?

3 Sacrificios laborales:
- Renunciar a la deshonestidad, eligiendo: RESPETO AL TIEMPO, FAMA Y DINERO DE LA EMPRESA QUE NOS DA EL PRIVILEGIO DE TRABAJAR.
- Renunciar a la pasividad, optando por: TOMAR INICIATIVAS Y SER CREATIVOS PARA REALIZAR MEJOR NUESTRO TRABAJO.

4 Sacrificios sociales:
- Trascender todo partidismo y sectarismo, diciendo: SENTIRSE PARTE DE LA GRAN FAMILIA MEXICANA, AMÁNDOLA CON EFECTIVIDAD.
- Renunciar a la irresponsabilidad ante el gobierno, escogiendo:
SER RESPONABLES Y UNIRNOS CON OROS (INCLUIDO EL GOBIERNO) PARA EL CAMBIO Y PROGRESO DE MÉXICO.

5 Sacrificios espirituales:
- Ayunar de creencias negativas sobre Dios, para creer en su:
PRESENCIA, PODER, MISERICORDIA Y AMOR SIN LÍMITES
- Superar el egocentrismo, optando por: DESEAR AGRADAR EN TODO A DIOS,
REPITIÉNDOLE A LO LARGO DEL DÍA: "¡DIOS MIO, TE AMO!"
- Renunciar a la incongruencia religiosa, decidiendo:
PENSAR Y ACTUAR DE ACUERDO A LA PROPIA FE.

EN SINTESIS...

Al despertar, a lo largo del día, y en el último minuto antes de dormirnos, podemos conversar un minuto con el Señor y repetirle: "¡DIOS MIO, TE AMO!" Al concluir, le pedimos: "SEÑOR, TE RUEGO POR MÉXICO". Aprovechemos el otro minuto para revisar y volver a planear la realización efectiva de algunos de esos SACRIFICIOS.

 

 

.